Si, cuando las partes no formalicen por escrito el contrato que rige el servicio contratado, se presume que las partes han querido que dicha relación se rija por las normas propias de un contrato de trabajo.

Teniendo en cuenta que, el contrato a término fijo o por la duración de la obra, deben ser por escrito y que el periodo de prueba también debe constar por escrito, todo acuerdo verbal laboral, en el que esté presente una prestación del servicio, remunerada y subordinada, se entiende celebrado a término indefinido, sin periodo de prueba.

Sobre este particular, el Ministerio de trabajo considero mediante concepto 186894 del 2010.


"....En este orden de ideas, considera esta oficina necesario aclararle que cuando las partes no formalicen la celebración del contrato de trabajo por escrito, la legislación ha entendido que en toda relación en donde esté involucrada la ejecución de una actividad personal, continua ,subordinada y remunerada, independiente de la denominación o la forma de celebrarlo, surge entre las partes un contrato de trabajo verbal, y por esto, un contrato de trabajo a término indefinido, de donde se derivan los derechos y obligaciones propias de una relación laboral..."